Propóleo Analgésico y Antibiótico

El investigador Aagaard de Dinamarca descubrió en el año 1967 que la utilización de propóleo en forma de infusión hizo que se le fuera un gran dolor de garganta y fiebre en unas 6 horas.